¿Qué es la energía Qi?

energia chi

Uno de los conceptos más importantes para entender la Medicina Tradicional China y la mayoría de técnicas energéticas que se han desarrollado en Asia oriental es el concepto de Qi. Este término que se pronuncia chi se puede traducir como energía vital, pero su significado es mucho más difícil de expresar en una sola palabra. Solo se puede comprender a partir de su forma de actuar ¡Vamos a descubrirlo en magiasiatica!

Qué es la energía Qi

Esta palabra significa originalmente ‘aliento’, ‘soplo’ o ‘vapor’ y se utilizaba para designar tanto los fenómenos meteorológicos más comunes como los fluidos del interior del cuerpo. Hay que pensar en el qi como un elemento sutil, movible y energético, que circula por todas las cosas, dándole vida y actividad. No puede tocarse ni medirse, es algo inmaterial pero a la vez esencial para la vida. Las plantas, los animales y humanos, las emociones y la mente, el mundo invisible que nos rodea, etc. todo son manifestaciones de esta energía.

Qi medicina china
Cuando el Qi se aglutina, el cuerpo físico se forma; cuando el Qi se dispersa, el cuerpo muere Según la cosmovisión china, la energía qi fluye por todo el universo y por su microcosmos: el cuerpo humano.

Los antiguos filósofos chinos y expertos en medicina definieron el qi como una energía que se manifiesta tanto a nivel psicológico y espiritual como físico. Un constante flujo, cuyo ciclo de materia-no materia varía constantemente. Aunque hay muchos tipos de qi en el ser humano, todos son el mismo qi, que se manifiesta de diferentes maneras. Además, cambia de forma según su localización y función, tanto si está dentro del cuerpo como si no. Estos sabios enfatizaron en la interacción entre el qi y las fuerzas de la naturaleza. Se dieron cuenta de que estamos bajo la influencia de los ciclos de la naturaleza (lunar, solar y circadiano) y que debíamos esforzarnos por mantener un equilibrio entre estas fuerzas y el qi para mantener la salud. Además, somos susceptibles a agentes patógenos externos (calor, frío, viento, humedad, sequedad) que nos afectan.

La obstrucción del movimiento del Qi es la causa principal de las enfermedades. Según esta cosmovisión, cualquier estado de malestar o enfermedad requiere un proceso ‘invisible’ mucho más largo, por lo que el dolor a nivel físico y las enfermedades son el último paso de todo el proceso. Nuestro cuerpo es una máquina perfecta, capaz de hacer que la energía vital circule en equilibrio de la forma que ha sido programado. Sin embargo, nuestro estilo de vida, el estrés y otras muchas razones producen desequilibrios del qi que pueden generar enfermedades.

Algunos de los desequilibrios más comunes de la energía qi son: insuficiencia para realizar correctamente sus funciones, agotamiento de la energía qi y estancamiento, dando lugar a un flujo más lento o a un bloqueo. Si el qi fluye en sentido contrario al que debería fluir en el cuerpo, se le denomina qi rebelde.

Qi medicina china
Es importante entender que, según la medicina tradicional china, la mayor fuente del qi de los seres humanos se transforma de los alimentos que ingerimos.

Origen y tipos de Qi

En la Medicina tradicional china, la energía qi circula por el cuerpo de los seres vivos a través de canales energéticos o meridianos. Existen 12 meridianos principales, cada uno de ellos asociado a un órgano o a una función vital importante. Podemos distinguir 5 tipos de qi principalmente:

  • Qi original (yuan qi 元气): se trata de la energía que heredamos de nuestros padres y con la que crecemos. Esta energía se encuentra en los riñones, y cuando se agota, el cuerpo muere. Se trata de una energía hereditaria, y el origen de toda la energía yin y yang del cuerpo.
  • Qi aglutinador (zong qi 宗气): también se le llama qi del pecho. Se forma con la ayuda del Qi original. Esta energía qi se combina con la energía del aire que respiramos y la energía de los alimentos. Es una energía sensible a los problemas emocionales.
  • Qi normal (zhen qi 真气): este es el verdadero qi que circula por nuestro cuerpo. Es el estado final y más minucioso de la energía qi. Para su formación se necesita la colaboración de los dos tipos de energía que hemos descrito antes (Qi original y qi aglutinador). Cuando el zhen qi fluye por los diversos órganos internos del cuerpo, el qi actúa de acuerdo a las características de ese órgano, y se le denomina Qi de los órganos. De forma similar, cuando el zhen qi fluye por los meridianos del cuerpo, se le denomina Qi de los meridianos.
  • Qi nutritivo (ying qi 营气): es una de las formas que adopta el zhen qi. Es esencial para la nutrición de todos los tejidos del organismo y el cuerpo humano. Este es el qi que se activa cuando, por ejemplo, nos insertan agujas en una sesión de acupuntura.
  • Qi defensivo (wei qi 卫气): es la segunda forma que adopta el zhen qi. De día, circula por el exterior del cuerpo y lo protege de los factores externos y patógenos. Por la noche, circula por los órganos yin del cuerpo. Es una energía de rápida circulación y fácil activación.

    taichi
    Llevar una dieta saludable y trabajar con ejercicios de respiración (qigong) son dos prácticas muy beneficiosas para la salud según la Medicina Tradicional China. En la imagen, practicantes de taichí en Hanoi, Vietnam (Fotografía por @François Hogue, Flickr)

Según el concepto taoísta de yin y yang, la energía qi se puede manifestar tanto en forma yin como yang. Son la pareja de elementos energéticos básicos de todas las cosas. Los cambios en la naturaleza son resultado de la alternancia constante entre estos dos aspectos del qi, presentes en todas partes en diferentes grados y en varias combinaciones.

Funciones del Qi

Las funciones principales del qi son:

  • Activar y mover el cuerpo: todos los movimientos del cuerpo son una manifestación del qi, que está constantemente ascendiendo, descendiendo, entrando y saliendo del cuerpo; el bienestar depende de esta continua actividad dinámica.
  • Calentar el cuerpo
  • Fuente de protección para el cuerpo: el Wei Qi es el responsable de proteger el cuerpo de factores externos como frío, calor, humedad y otros factores patógenos.
  • Transformar el cuerpo: el qi es crucial para transformar los alimentos y el aire en otras sustancias vitales, como la sangre y los fluidos corporales.
  • Controlar la retención y contención: igual que los neumáticos de los coches necesitan la presión correcta para quedar sujeto a la rueda y facilitar el movimiento, un qi sano facilita el funcionamiento de todo el cuerpo.

Más curiosidades sobre el Qi

Qi es una palabra presente en decenas de culturas orientales: en chino qi (气), en japonés ki (気), en coreano gi (기), en vietnamita khí, en tailandés chī̀ (ชี่), en sanscrito prana (प्राण), etc. y es la base de muchas artes marciales como el taichí, aikido, gong fu (kung fu), karate, taekwondo…, y de muchas técnicas energéticas para mejorar la salud y el bienestar, como el reiki, shiatsu, el masaje tailandés, la acupuntura, el qi gong (chi-kung)…

Energía qi

El carácter chino tradicional de qi engloba en su escritura la importancia de la respiración como la de una dieta equilibrada para nutrir nuestro Qi. Está formado por un componente superior que recuerda al vapor que dejan los seres vivos cuando respiran en el aire frío (respiración), y otro componente interior, el carácter chino de arroz, que hace referencia a una dieta sana. 气 (vapor) + 米 (arroz) = 氣 (qì). Otra interpretación es que la energía vital puede manifestarse en distintos niveles, sutil como el vapor y densa como el arroz, un continuo de materia y energía.

En japonés, genki es el adjetivo que se utiliza decir ‘estar bien’ o ‘estar sano’, y significa literalmente volver al estado de tu qi original -元気-, el qi que heredamos de nuestros progenitores.

La tradición china no es la única que ha formulado teorías de energía vital. La medicina india o ayurvédica tiene mucho en común con la medicina china en su trasfondo histórico y filosófico. En ambas, la salud se considera el resultado de un equilibrio armonioso de las energías vitales que hay dentro de nosotros. En india la energía qi se le conoce como prana.

Compartir en: